4 razones por las que las plantas suculentas se marchitan • Blog de Cactus

Las plantas suculentas agregan color y textura al paisaje del jardín. Estas plantas son interesantes no solo por su apariencia sino también por la estructura de sus tallos y hojas. Originarias de climas áridos que experimentan poca lluvia, las suculentas tienen tallos gruesos y carnosos y hojas capaces de almacenar agua. Por lo tanto, el estrés hídrico es una de las principales razones por las que las plantas suculentas experimentan marchitez. Sin embargo, otras prácticas culturales también causan marchitez suculenta.

1. Estrés hídrico

El estrés hídrico que causa el marchitamiento de las suculentas puede incluir demasiada o muy poca agua. Aunque las suculentas almacenan reservas de agua en sus hojas, tallos o raíces y pueden sobrevivir períodos de sequía, como la mayoría de las plantas, muy poca agua hace que las hojas de las plantas se marchiten, se caigan y mueran. Una planta suculenta con poca agua generalmente muestra hendiduras en sus hojas, así como un color apagado antes de marchitarse. El exceso de riego también provoca el marchitamiento de las plantas suculentas. Las hojas se ven fláccidas, arrugadas y débiles cuando la planta recibe demasiada agua. La mejor manera de evitar el riego excesivo de las suculentas es permitir que la tierra se seque entre riegos. Proporcione a su planta suculenta un suelo con buen drenaje, como arena o una mezcla arcillosa, para garantizar un drenaje adecuado. Cuando cultive su planta en un recipiente, asegúrese de que la maceta tenga orificios de drenaje en el fondo.

Foto vía pexels.com

2. Estrés por temperatura

La temperatura ideal para una suculenta es entre 18 y 24 °C (65 y 75 °F). En un clima mediterráneo templado, las suculentas se adaptan al cultivo al aire libre, aunque es una buena idea considerar el cultivo en contenedores. Mueve los contenedores de suculentas al interior si las temperaturas nocturnas descienden por debajo de los 15 °C (60 °F). Si una planta suculenta se enfría demasiado, las hojas comienzan a marchitarse. Una combinación mortal para las plantas suculentas incluye no solo climas fríos sino también húmedos.

3. Estrés ligero

Las suculentas son plantas de pleno sol. Sin la cantidad adecuada de luz solar, estas plantas pierden su vigor y experimentan diversos problemas de salud, desde la invasión de plagas y enfermedades hasta la pérdida de color y el marchitamiento de tallos y hojas. Plante sus suculentas en un área orientada al sur de su paisaje. Ubique las plantas que crecen en contenedores en una ventana orientada al sur. Asegúrese de que su suculenta reciba luz solar directa durante la mitad del día, con sombra parcial durante el calor del día. Si nota que su suculenta se está marchitando debido a la falta de sol, aumente lentamente la cantidad de sol que recibe la planta. Un aumento repentino de luz actúa como un shock y puede matar a tus suculentas.

4. Marchitez bacteriana

Las plantas suculentas jóvenes son susceptibles a un patógeno bacteriano que causa el marchitamiento. También llamada marchitez bacteriana (Ralstonia solanacearum), esta enfermedad provoca la pudrición, marchitez y colapso del tejido suculento de la planta. Se transmite por insectos, como el escarabajo del pepino, que se alimentan de las plantas. Si bien no existe una cura para una planta afectada por la marchitez bacteriana, hay atención preventiva disponible en forma de insecticidas para evitar que los escarabajos propaguen la enfermedad entre las plantas de su jardín.

Fuente: sfgate.com

Enlaces

Nuestro Facebook 👇👇

Amo los Cactus

Nuestro Telegram 👇👇
Cactus y Suculentas